Muchos cristianos señalan en cristianos católicos de lo inapropiado que es idolatrar o venerar imágenes de Dios, Cristo, la Virgen María y Santos, sin embargo, por el otro lado cristianos de denominación protestante también caen en la idolatría a traducciones modernas de la Biblia cuando muchas de estas versiones han sido adaptadas de lenguajes antiguos a lenguajes modernos y muchas veces para favorecer a denominaciones religiosas.

Cristo dijo: “en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”
NT Marcos 7:7

El aferrarse de una sola versión de la Biblia puede ser peligroso debido a que si esa versión promueve ciertas doctrinas de la denominación religiosa y consecuentemente al fanatismo religioso.

Cristo dijo: “Ustedes estudian las Escrituras con mucho cuidado, porque esperan encontrar en ellas la vida eterna; sin embargo, aunque las Escrituras dan testimonio de mí”
NT Juan 5:39

El fanatismo religioso es la incapacidad (intolerancia) de admitir al mundo en su diversidad y según ellos creen; es un derecho y responsabilidad como cristianos; ser el fiscal o “juez de la verdad”, y solamente aceptan o aprueban a los que se identifican con la causa y creencias de su grupo religioso.

 

Muchos fanáticos se dedican a promover un erróneo evangelio proselitista predicando que Dios NO detesta al malvado o pecador, sino a otros cristianos, y señalan que, en el día del juicio, Dios vendrá a castigar con más furia a todas y cada una de las “otras iglesias”, menos a ellos.

 

Debido a que las Escrituras NO patrocinan a ningún grupo religioso, y Cristo afirmó “Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (NT Mateo 18:20), este tipo de conducta no tiene ningún fundamento bíblico.

Recordemos que la Biblia sobre todo el Antiguo Testamento son solamente libros que narran únicamente la historia del pueblo de Israel y los mandatos que Cristo revocó.
“38 »Oísteis que fue dicho: “Ojo por ojo y diente por diente.”
39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;
40 al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;
41 a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.
42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo niegues.
43 »Oísteis que fue dicho: “Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.”
44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por los que os ultrajan y os persiguen,
45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos y llover sobre justos e injustos.
46 Si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?
47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?
48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.”
NT Mateo 5:38-48
En contraste el Nuevo Testamento predica el Evangelio de Cristo, un mensaje para el resto del mundo y que según las mismas palabras de Jesús es completamente suficiente para vivir de acuerdo a Él y la voluntad de Dios; sin la necesidad de obedecer o seguir otras doctrinas, de hacer ritos o cumplir con mandamientos obsoletos.
36 —Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?
37 Jesús le dijo: —“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.”
38 Éste es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.
NT Mateo 22:34-40
Cristo dice: “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.”
NT Juan 14:21

NO hay necesidad de “escudriñar” la Biblia

 

Recuerda, Cristo nos trajo su Evangelio (NT Mateo 22:34-40) completo y no necesita de complementos o de otras doctrinas que hombres interpretan mientras escudriñan o adivinan versículos de la Biblia.

 

Aparte del Evangelio de Cristo; todo lo demás en la Biblia son simplemente historias necesarias para conocer, nada más.

Recuerda que es tu comportamiento el que te hace un cristiano y no habladurías o hacer ritos religiosos. NT Mateo 7:15-20

 

 

Referencia: Extraído del libro “Creencias Innecesarias del Cristianismo Moderno