El Internet es prácticamente la forma más avanzada de comunicación que ha tenido la humanidad en toda su historia, este medio incorpora la televisión, radio, periódicos, teléfono, correo, etc., etc., en un solo medio.

 

Las ventajas del Internet son incalculables sobre todo por su fácil acceso a nivel mundial, estas características hacen del Internet quizás uno de los medios más valiosos para predicar el Evangelio en la historia de la humanidad.

 

Sin embargo, para muchos grupos religiosos en la actualidad, el Internet es un enemigo, ya que para ellos este medio de información es lo que la Imprenta fue para la Iglesia Católica el Siglo 16 después de Cristo (años 1500s)

 

La imprenta en aquellos siglos liberó y promovió “la información” a través de la publicación en masa de libros, entre estos la Biblia.

 

Con estas publicaciones de la Biblia, el público tuvo acceso a información que contradecía ciertas practicas que la Iglesia Católica profesaba sin que la gente pudiera cuestionar en esos años, controversias que resultaron años después en la Reforma Protestante.

 

Por esta razón, algunos personas y grupos sociales, políticos y religiosos a veces exigen a sus miembros evitar por el temor a la información que podría contradecir sus doctrinas.

 

 

Debe un cristiano usar Facebook, Twitter, Email, etc.

 

Cualquier persona que usa el Internet, incluyendo todos sus componentes, E-Mail, Facebook, Twitter, y otros sitios, etc., deben estar conscientes de los aspectos negativos de estas cosas.

 

El Apóstol Pablo nos dice que no importa lo que hagamos, es nuestra responsabilidad hacerlo todo para la gloria de Dios.

 

“Así que, si ustedes comen o beben, o hacen alguna otra cosa,

háganlo todo para la gloria de Dios.”

NT 1 Corintios 10:31

 

Obviamente el Internet es un concepto nuevo (no es una cosa Bíblica), y aunque para muchos contiene cosas malas, sin embargo, es ridículo señalar que el Internet es simplemente mundano y que debemos evitar.

 

“El insolente no ama al que le reprende,

ni busca la compañía de los sabios…”

AT Proverbios 15:12

 

Como mencionábamos arriba, es el mismo caso de la imprenta que, aunque fue una invención buena y necesaria para el mundo, fue muy mala para la Iglesia Católica, a pesar que muchos se quejaban que esa facilidad de imprimir libros también daría la facilidad de imprimir libros que contenía literatura soez, brujerías, pornografía, etc., etc., etc.

 

Sin embargo, así como la imprenta fue una de los inventos más importantes en la historia de la humanidad, también en el presente lo es el Internet.

 

Y aunque en el Internet se exponen desde las cosas más bellas, debemos tener presente que también se expone hasta lo más vulgar, eso es, como en cualquier otro medio informativo.

 

Por otro lado, hay aspectos positivos del Internet, entre estas, las redes sociales ya que estos medios de comunicación nos dan una gran oportunidad de evangelizar al mundo.

 

“Mejor es adquirir sabiduría que oro fino,

y adquirir inteligencia vale más que la plata.”

AT Proverbios 16:16

 

De esta forma el Internet también nos permite comunicarnos y conducir todo tipo de transacciones personales, sociales, de negocios, gubernamentales, etc., etc., etc., de forma inmediata, debido a esto, el Internet se ha convertido para la mayor parte del mundo civilizado una herramienta indispensable.

 

24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos

al amor y a las buenas obras,

25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen

por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto

veis que aquel día se acerca.       

NT Hebreos 10:24-25        

 

 

Referencia: Extraído del libro “Creencias Innecesarias del Cristianismo Moderno