La mayoría de congregaciones cristianas creen erróneamente que la Ley Mosaica fue eliminada por El Nuevo Pacto, sin embargo, las Escrituras, en ninguna parte lo indica de esa manera y como lo afirma Cristo.

 

“No piensen ustedes que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolirlas, sino a cumplirlas.”

NT Mateo 5:17

 

El origen de la confusión

 

Este mal entendido nace durante la primera reunión oficial de la Iglesia llamado “El Concilio de Jerusalén” efectuado cerca de año 50 después de Cristo como así se establece en el Nuevo Testamento.

 

NOTA: la palabra concilio, proviene del latín concilium, y esta del griego conque que significa “junto”, “con” y la palabra calare que significa “llamar”, es una reunión o asamblea.

 

El concilio de Jerusalén es uno de los eventos en fe cristiana más importantes, ya que en esta “primera” asamblea se decretaron y definieron las normas que permitían a gentiles (perdonas no judías) ser seguidores de Jesús.

 

El Concilio de Jerusalén se llevó a cabo cerca del año 50 d.C., unos 20 años después de la crucifixión de Jesús, según se cita en el capítulo 15 del libro Hechos de los Apóstoles en el Nuevo Testamento, y en este participaron dos de los grupos más importantes de seguidores de Cristo.

 

Estos eran, los Seguidores de Jesús en Israel (todos judíos) llamados Nazarenos y los gentiles seguidores de Jesús en el extranjero (no judíos) llamados cristianos.

 

“Durante todo un año se congregaron con la iglesia y enseñaron a mucha gente. Y fue allí en Antioquía (Hoy Turquía) en donde a los discípulos de Jesús se les llamó cristianos por primera vez.”

NT Hechos 11:26

 

Lo que sucedió en el Concilio de Jerusalén

 

El principal objetivo en este concilio era determinar si Gentiles creyentes en Jesús debían convertirse formalmente al judaísmo, lo que implicaba: ser circuncidado y seguir todas las regulaciones de la Torá (Ley Mosaica).

 

Debemos recordar que Jesús, los Apóstoles y seguidores observaban la Ley Mosaica (NT Mateo 5:17; Lucas 4:16), y no lo erróneamente muchos cristianos creen que la ley mosaica fue eliminada por Jesús en el Nuevo Pacto. NT Mateo 5:17

 

“Jesús fue a Nazaret, donde se había criado, y en el día de reposo entró en la sinagoga, como era su costumbre, y se levantó a leer las Escrituras.”

NT Lucas 4:16

 

Esta creencia tiene su origen pocos años después de la crucifixión, cuando el Apóstol Pablo de Tarso fue convertido en seguidor de Jesús, y comenzó su misión evangelizadora dirigida especialmente a los Gentiles (No judíos) quienes NO observaban la Ley Mosaica, lo que provocaba enérgicas críticas de parte de los Nazarenos, quienes eran los apóstoles y seguidores de Jesús en Israel.

 

“Sabemos que el hombre no es justificado por las obras de la ley sino por la fe de Jesucristo,

y también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, ya que por las obras de la ley nadie será justificado.”

NT Gálatas 2:16

 

La controversia sobre la observancia a La Ley, no sólo se había convertido en una de las polémicas más graves entre los seguidores de Jesús, sino también, ya había creado serias disputas entre amigos muy cercanos, como fue el caso de los Apóstoles Pablo y Pedro, como lo podemos leer en el suceso llamado por teólogos: “El incidente en Antioquía”, Este desacuerdo sucedió muchos años después de la Crucifixión de Jesús, donde Pablo reprende a Pedro en Antioquía (hoy Turquía) por unirse a los Nazarenos (judíos) que reprochaban a los Gentiles (no judíos) porque ellos no observaban la Ley, este “incidente” se encuentra documentado en NT Gálatas.

 

11 “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, me enfrenté a él cara a cara,

porque lo que hacía era reprochable.

12 Pues antes de que vinieran algunos de parte de Jacobo, comía con los no judíos;

pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los judíos.

13 Y en su simulación participaban también los otros judíos, de modo que hasta Bernabé

fue arrastrado también por la hipocresía de ellos.

14 Pero cuando vi que no andaban rectamente y conforme a la verdad del evangelio,

dije a Pedro delante de todos: «Si tú, que eres judío, no vives como los judíos sino como

los no judíos, ¿por qué obligas a los no judíos a hacerse judíos?” 

NT Gálatas 2:11-14

 

Algunas de estas diferencias se pueden sentir en las palabras de Pablo cuando se refiere a los judíos como “los de la circuncisión”, Hechos 10:45 y cuando Tito, se ve forzado a ser circuncidado. NT Gálatas 2:3

 

Según Pablo, los gentiles eran aun amenazados por los Nazarenos, quienes les reprochaban a los gentiles.

 

1 “De Judea llegaron algunos que enseñaban a los hermanos que, si no se circuncidaban según el rito de Moisés, no podían ser salvos.

2 Como Pablo y Bernabé tuvieron una fuerte discusión con ellos, se acordó que los dos y algunos otros fueran a Jerusalén para tratar esta cuestión con los apóstoles y los ancianos.”

NT Hechos 15:1-2

 

Según el libro de Hechos, Pablo y Bernabé tuvieron una discusión y contienda con ellos (judíos), debido a eso se decidió que Pablo, Bernabé y otros subieran a Jerusalén para reunirse con los apóstoles y obispos (ancianos) para solucionar esta cuestión.

 

“Como Pablo y Bernabé tuvieron una fuerte discusión con ellos, se acordó que los dos y algunos otros fueran a Jerusalén para tratar esta cuestión con los apóstoles y los ancianos.”

NT Hechos 15:2

 

El resultado de Concilio de Jerusalén

 

Durante el concilio, algunos Nazarenos continuaban insistiendo a que los cristianos debían observar La Ley.

 

“Pero algunos creyentes de la secta de los fariseos, que estaban allí, se opusieron a ellos y dijeron: «Es necesario circuncidarlos, y mandarles que cumplan con la ley de Moisés.”

NT Hechos 15:5

 

Sin embrago, Pablo, con el apoyo de Pedro, contaban; “de las grandes señales y maravillas había hecho Dios por medio de ellos entre los gentiles.” Hechos 15:9-12

 

Al final, los Apóstoles llegaron a un acuerdo con Pablo y Pedro, y aceptaron que No se debía INQUIETAR a los Gentiles que se convierten a Dios, exigiéndoles el cumplimiento a la “Ley Mosaica”. NT Hechos 15:20

 

28 “Pues ha parecido bien al Espíritu Santo y a nosotros no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias:

29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; si os guardáis de estas cosas, bien haréis. Pasadlo bien.”

NT Hechos 15:28-29

“Por tanto, que nadie los critique a ustedes por lo que comen o beben,
o por cuestiones tales como días de fiesta, lunas nuevas o sábados.”
NT Colosenses 2:16

 

De todos modos y obviamente se sobreentiende que los Mandamientos de la ley mosaica como; “-No tendrás dioses ajenos delante de mí, -No usaras el Nombre de Dios en vano, -No Mataras, -No cometerás adulterio…” etc., etc. están incluidos en los dos mandamientos que Cristo predicó.

 

34 “Al enterarse los fariseos que Jesús había hecho callar a los saduceos,

se reunieron alrededor de él;

35 y uno de ellos, que era intérprete de la ley, para ponerlo a prueba le preguntó:

36 «Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?»

37 Jesús le respondió: «“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma,

y con toda tu mente.”

38 Éste es el primero y más importante mandamiento.

39 Y el segundo es semejante al primero: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.”

NT Mateo 22:34-40

 

Conclusión

 

La conclusión es que, según las Escrituras; Para un cristiano, la observancia a La Ley es sencillamente Opcional.

 

Necesitamos reconocer que El concilio de Jerusalén se dio, para solucionar celos, discriminación y sobre todo sectarismo religioso de grupos que compartían la misma fe (seguir a Cristo).

 

Lamentablemente existieron y siempre existirán grupos y personas rebuscando (escudriñando) y a veces cambiando e interpretando las Escrituras a su modo para justificar sus propias opiniones, creencias y puntos de vista.

 

“Ustedes escudriñan las Escrituras, porque les parece que en ellas tienen la vida eterna; ¡y son ellas las que dan testimonio de mí! 40 Pero ustedes no quieren venir a mí para que tengan vida.”

NT Juan 5:39-40

 

 

NOTA: Esta decisión es interpretada por muchos como la ABOLICIÓN de La Ley Mosaica, cuando en ninguna parte la Biblia lo dice así, solamente es una opción para hacer más FÁCIL y PERMISIBLE la conversión de Gentiles (personas no judías) a Dios.

 

Referencia: Extraído del libro “28 Cosas Que Posiblemente No Conocías Sobre Cristo: Lo que predicadores y religiosos No Quieren Que Sepas