–>

Homosexual, del griego homoque significa “igual”, “mismo”, y del latín sexus“sexo”, es una persona con una orientación sexual o atracción sexual, afectiva, emocional y sentimental hacia personas del mismo sexo.

 

NOTA; El término griego homo que significa “igual”, “mismo”, usadas en palabras como homogéneo, homologa, homosexual, homófono, etc. NO DEBE confundirse con la palabra latina Homo, que significa “hombre”, usadas en palabras como Homo Sapiens, homicidio, humano, etc.

 

 El tema de la homosexualidad es un tópico sin mayor importancia en la sociedad en general, sin embargo, en la comunidad cristiana, se convertido en una cuestión muy divisiva.

 

 Entre las iglesias cristianas existe una gran diversidad de opiniones sobre la tolerancia a la homosexualidad, sin embargo con el surgimiento del tema de los “matrimonios gays” en la actualidad, también ha crecido la oposición de algunos grupos cristianos al homosexualismo.

 

 La mayoría de las denominaciones cristianas rechazan la práctica de relaciones homosexuales de acuerdo a mandamientos bíblicos, los cuales se encuentran en los dos Testamentos.
 

 

“No te acostarás con varón como con mujer; es abominación.”
AT Levítico 18:22

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis:
ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales”

NT 1 Corintios 6:9

Las Escrituras claramente señalan que homosexuales no heredaran el Reino de los Cielos, y el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer. AT Génesis 2:21-24, NT Mateo 19:4-6
 
Las Escrituras nos relatan que Dios creó al hombre a su imagen, varón y hembra los creó.” AT Génesis 1:27

 

Sobre el matrimonio, en este mismo libro, Dios también nos comanda como debe ser esta unión: “Dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán una sola carne.” AT Génesis 2:24

 

En ninguna parte la Biblia dice que Dios creó a una persona con deseos homosexuales, al contrario, el homosexualismo es rechazado por Dios en varias citas bíblicas, (unas 44 veces) directa o indirectamente.

 

Pero, ya sea que una persona tome la opción voluntaria o pueda haber nacido ya con susceptibilidad hacia la homosexualidad; ¿Cuál es la posición que un cristiano debe tener al respecto?

 

 

¿Cuál es la responsabilidad de un cristiano?

 

 Aunque las Escrituras condenen la homosexualidad; en ninguna parte nos indican que juzguemos nadie, con todo el derecho y su poder infinito; Dios mismo ha decidido esperar hasta el día de juicio final para juzgar no solo a homosexuales, sino a todos y cada uno de nosotros.

 

 El homosexualismo existía en tiempos bíblicos y era considerado como una “abominación” (AT Levítico 18:22), sin embargo debemos señalar que Jesús (o la Biblia) en ningún momento nos instruye a juzgar a NADIE, de la forma que algunos religiosos lo hacen en el presente.

 

 

De ninguna forma Cristo te instruye a juzgar a nadie

como lo hacen algunos religiosos

 

 

 
Religiosos protestando contra homosexuales
(Debo señalar que la palabra “fag” es muy ofensiva).

 

Los carteles en la gráfica de arriba promueven un falso evangelio de odio e intolerancia en el cual señalan que: “Dios detesta a gays”, y que “Los gays cuando mueren Dios se ríe.

 

Estas personas y grupos “auto denominados cristianos“, se adjudican el derecho de juzgar a otros, UN DERECHO que sólo Dios tiene y que le pertenece únicamente a Él..

 

 

La realidad de acuerdo a la Biblia es…

 

Las Escrituras claramente nos dicen; “Como está escrito: “No hay justo, ni aun uno“, de acuerdo a esto; ¿Qué autoridad tenemos para juzgar a otros? NT Romanos 3:10

 

 
Las acciones de estos religiosos son simplemente arbitrarias e hipócritas, por ejemplo; de la misma forma que la Biblia dice que homosexuales no heredaran el Reino de Dios, las Escrituras también dicen: “Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre en el Reino de Dios.” (NT Mateo 19:24), Pero… ¿Ha visto alguien a estos “cristianos” protestando contra los ricos?

 

Si aquellos “ofendidos por pecadores” fueran genuinos protectores de los principios cristianos, (Y si tuvieran la autoridad) ¿NO DEBERIAN ESTAR ofendidos con los ricos también?

 

La Biblia NO DA NINGÚN PERMISO a ninguna persona o religioso que  “se crea santo” a salir a las calles con rótulos anunciando que “Dios odia a alguna persona en especifico.

 

37 No juzguen, y no serán juzgados. No condenen, y no serán condenados. Perdonen, y serán perdonados.
38 Den y se les dará una medida buena, incluso apretada, remecida y desbordante. Porque con la misma medida con que ustedes midan, serán medidos.
NT Lucas 6:37-38

Cualquier persona que el nombre de Dios predique el odio, la discriminación, el prejuicio o reproche a su prójimo; la Biblia nos dice cual será su recompensa: “Jesús dirá: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo.” NT Mateo 25:41-46

 

Si alguno dice: “Yo amo a Dios”, pero odia a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto?
NT 1 Juan 4:20

Estas observaciones de ninguna forma significan aceptar una conducta inapropiada o en contra de los principios cristianos, sino simplemente es señalar que nadie tiene derecho a juzgar a nadie (NT Mateo 7:1) sobre todo alguien que se llame seguidor de Jesús. 

Si alguno dice: “Yo amo a Dios”, pero odia a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto?
NT 1 Juan 4:20

Recordemos que uno de los Mandamientos fundamentales que Jesucristo nos enseñó es “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” NT Mateo 22:34-40 

 

Sin olvidar que el “prójimo” NO es solamente aquel bautizado o miembro de nuestro grupo religioso nada más, sino cada una de las personas en el mundo, sin importar raza, condición física, económica y aun moral. 

 

Recuerda, un prójimo es cada miembro de la raza humana, y no solamente tus “hermanos de denominación religiosa”, es de esta forma como lo comanda Jesús en la Parábola del Buen Samaritano. NT Lucas 10:25-37

 

Conclusión

 

Aunque las Escrituras condenen la homosexualidad; en ninguna parte se nos indica que un cristiano tiene la autoridad de juzgar a una persona, fuese lo que esa persona fuese (NT Mateo 7:1-3), y porque la Biblia misma señala que “No hay justo en el mundo” (NT Romanos 3:10), y que todos, sin importar lo santo que se crean o a la denominación religiosa que vayan, “todos seremos juzgados por Dios“, y sin embargo, según la Biblia eso no sucederá en el presente ya que Dios mismo ha decidido esperar hasta el día de juicio final para juzgar no sólo a homosexuales, sino a todos y cada uno de nosotros. NT 2 Corintios 5:10