La Historia María en el origen de la Fe Cristiana

 
María de Nazaret, es la madre terrenal de Jesús (NT Mateo 1:18-24), es sin duda también y sin importar la denominación, ya sea Católica o Protestante;  una de las personas más importantes dentro de la Fe Cristiana.
 
El nombre María, es común en hebreo y derivado del arameo Maryam o Miryam, es usado por primera vez en las Escrituras del Antiguo Testamento (Éxodo 15:20), para referirse a María,  la hermana de Moisés y Aarón.
 
¿Cómo surge La Veneración a la Virgen María?
 
La veneración a María surge durante los primeros años del Cristianismo, o sea, pocos años de la Crucifixión de Cristo, sin embargo, la primera Biblia cristiana establecida 3 siglos después (año 398 d.C.) llamada Biblia Vulgata, no menciona directamente o se sugiere su veneración.

 

El establecimiento de la Biblia moderna en el año 397 a.C.

Años después de la Crucifixión de Cristo, no existía una Biblia como la tenemos ahora, eran decenas de “rollos sueltos” o individuales que los primeros grupos cristianos tenían y compartían, ninguno de estos textos era oficiales (canonizados).

Sin embargo y debido a las abundantes interpretaciones erróneas nacían doctrinas diferentes de cómo observar la fe cristiana, con esto surge la necesidad de establecer una Biblia única, en la que todos pueden estar de acuerdo.

 

En el Tercer Concilio de Cartago en el en año de 397 d.C., expertos delegados por el Papa Dámaso I, deciden evaluar todos los estos libros (Escrituras) y qué libros incluir en la Biblia y cuáles libros excluir.

En este concilio fueron decenas de libros excluidos de la Biblia, entre estos el libro “Proto Evangelio de Santiago

 

La Biblia no cayó del cielo ya canonizada

 

Recordemos que la Biblia no cayó del cielo ya canonizada, fueron siglos después de Cristo que después de varias evaluaciones la Biblia (Escrituras fue establecida por la Iglesia Católica.

Fue un 28 de Agosto que el Papa Dámaso I establece y canoniza la Biblia que usamos en el presente y se llamó en latín Biblia Vulate Editionis que en español significa Biblia de Edición para divulgar.

 

Es en este libro donde la asuncion de Maria se menciona

 
Aunque en los Libros de la Biblia Vulgata canonizados  por la misma Iglesia Católica no se hace referencia a la asunción, adoración o veneración a la Virgen María, no obstante, en el libro apócrifo llamado “Protoevangelio de Santiago”, escrito cerca del año 150 d.C., el cual fue ampliamente utilizado y muy popular entre los primeros cristianos; si se menciona la divinidad de María la Madre de Jesús.

 

El surgimiento de la imagen de María y Cristo

 
El Protoevangelio de Santiago sin embargo, no fue aceptado por la Iglesia durante la canonización y fue excluido de la Biblia, a pesar de esto, muchos de los relatos en este libro continuaron predicándose durante muchos siglos.
Uno de los motivos es este: durante el primer siglo, el mundo estaba plagado de muchas religiones, muchas veces estos dioses tenían que ser “idolatrados” según la ley y la persona que se resistía muchas veces era ejecutada.
 
En este ambiente hostil se inició la Evangelización de Roma y sus territorios, y a pesar de que el cristianismo se había establecido formalmente en el imperio, la gente insistía en observar “antiguas” creencias paganas.
 
La Iglesia empeñada por eliminar este problema, substituía prácticas idolatras y a otros dioses con elementos que “permitieran” a conocer a Jesús y Su Evangelio, entre las prácticas paganas más importantes estaba la adoración a la diosa Tellus Terra Matter (madre Tierra), en griego Gaia, (Tierra).
 
Imagen: Terra en el Ara Pacis, en Roma, c. 15 a.C.
 
Tellus o Terra era una diosa que personificaba la madre Tierra en la mitología romana, Mater (madre) es un título honorífico aplicado también a otras diosas.
 
Terra Mater es mencionada a menudo en contraste con Júpiter (Zeus), dios del cielo. La diosa equivalente a Terra en la mitología griega era Gaia, (Geos).
 
La Tellus Mater es a veces llamada también Magna Deum Mater Natura en español: Gran Diosa Madre Naturaleza.
 
Tan pronto entra en vigencia el Edicto de Milán (313 d.C.) que legaliza el Cristianismo, la Iglesia Católica inicia la erradicación de todos los elementos paganos entre estos la adoración a la diosa Terra Mater.
 
Sin embargo, ante la fuerte obstinación de los romanos de no abandonar sus tradiciones religiosas, la Iglesia sustituye a estos dioses con personas conectadas a Jesúsy al Cristianismo.
 

 

Madonna et Iesus, por Rafael Sanzio, 1483-1520

 

 
Así se elimina la Terra Mater (madre tierra) y en su lugar se establece a María la Madre de Dios.
 
María en la Iglesia Protestante
 
Aunque después de la Reforma Protestante la Virgen María continuó siendo venerada por protestantes incluyendo  Martín Lutero, el principal reformador y dice: “María es la mujer que nunca podremos honrar lo suficiente” y “La veneración a María está inscrita en lo más profundo del corazón humano“, y Juan Calvino fundador de la Iglesia Calvinista por su parte dijo: “No se puede negar que Dios le concedió el honor más alto a María para ser la Madre de su Hijo”, a pesar de esto, dos siglos después (1800s) durante el Gran Despertar, el movimiento protestanteamericano se fue alejando de la práctica a la veneración a María, como también de la ideología de los reformadores europeos.
 
Debido a la gran diversidad de creencias y denominaciones protestantes en el presente, es difícil señalar el punto de vista sobre el estado divino de María, ya que mientras algunas congregaciones la ven con respeto y admiración, otras ignoran su persona y otras más van al extremo de considerarla un “ídolo pagano” o considerarla “otro Dios”, señalando que la veneración a la Virgen María es una violación a los mandatos bíblicos: “No tendrás dioses ajenos delante de mí.” AT Éxodo 20:3; “Que se aparten de las contaminaciones de los ídolos,” NT Hechos 15:20
 
Sin embargo, teólogos están de acuerdo que los mandamientos que rechazan la  adoración a otros dioses; obviamente NO SE REFIEREN específicamente a María, ya que ella no es considerada “otro Dios” por quienes la veneran, sino por ser Madre de Jesús, parte de la Fe(familia) Cristiana.
 
Teólogos señalan como “otros dioses”  al dios griego Zeus, Buda, Krishna  o Ghanesa (dioses hindúes), etc., etc., etc.
 
Irónicamente, en el presente muchos religiosos reprochan aun más a creyentes que veneran a María la Madre de Jesús que a los veneran a la diosa Tellus (Terra) Mater, conocida también como la madre naturaleza.
 
Debemos reconocer que la Iglesia Católica en un esfuerzo de erradicar el paganismo del mundo, eliminó a la diosa Tellus Mater y este acto debe ser tomado como una herramienta usada para promover el Evangelio en ese momento histórico y no como una “idolatría” o “violación a los mandamientos” como muchos lo proponen en el presente.
 
Conclusión
 
Aunque María debe ser respetada como la Madre terrenal de Jesús, recordemos que las Escrituras nos señalan que: “Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre.” NT 1 Timoteo 2:5
 
 

Referencia: extraído del libro “Historia de la Biblia”