Ante la común y contradictora afirmación de algunos cristianos que “Dios nos ama” y que “debemos temerle”, es fácil preguntarse:

 

¿Si Dios nos ama, porqué temerle?

 

Obviamente la palabratemor” parece haberse entendido o entendido (traducido) incorrectamente, en realidad y de acuerdo a palabras y frases en la Biblia que contienen la palabra “temor” su traducción debería de ser: creer en Él, tenerle respeto.

 

“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide de ti el SEÑOR, tu Dios, sino que temas a el SEÑOR, tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a el SEÑOR, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma…”

AT Deuteronomio 10:12

 

El temor (respeto) a Dios es inspirado por la fe y reverencia a Dios, este temor envuelve naturalmente apartarse del mal.

 

“El temor del Señor es aborrecer el mal;

yo aborrezco la soberbia y la arrogancia,

el mal camino y la boca perversa.”

AT Proverbios 8:13

28 Así que, recibiendo nosotros un Reino inconmovible,

tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole

con temor y reverencia,

29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

NT Hebreos 12:28-29

 

El temor a Dios consiste en una profunda fe en Él, la seguridad de Su Presencia en nuestras vidas, el temor a observar y obedecer sus mandamientos, reconociendo que el vivir sin su aprobación, el resultado NO ES UN TERRBLE CASTIGO, o que Dios va a castigar con odio y provocar daño y dolor físicamente, sino es la soledad espiritual y muerte.

 

“Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.”

NT Romanos 6:23

 

El temor a Dios es entender lo mucho que Dios aborrece el pecado y por lo tanto lo importante que es tenerle “temor” de su disciplina.

 

No hay razón para “tenerle miedo” a Dios, si cumplimos sus mandamientos que Cristo predicó, los cuales sólo son dos, simple, sin embargo, cumplen con todas la leyes de Dios y los profetas.

 

36 —Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?

37 Jesús le dijo:—“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.”

38 Éste es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.

NT Mateo 22:36-40

 

La Biblia nos dice que “En el temor al SEÑOR está la firme confianza, la esperanza para sus hijos. El temor al SEÑOR es manantial de vida que aparta de los lazos de la muerte.” AT Proverbios 14:26-27

 

El temor de Dios es sabiduría. AT Job 28:28; Proverbios 9:10

 

“El principio de la sabiduría es el temor al Señor;

Los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza.”

AT Proverbios 1:7

 

El temor a Dios es el reconocimiento humilde que Él es nuestro Padre y nosotros somos sus hijos, y por lo tanto, Él es digno de ser respetado y reverenciado, a cambio tenemos su promesa de que nada podrá separarnos de su amor y que nunca nos dejará o desamparará.

 

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles,

ni los principados, ni las potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar

del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor.

NT Romanos 8:38-39

 

 

Referencia: Extraído del libro “Creencias Innecesarias del Cristianismo Moderno