Evangelio del griego  euangelionde eu“bueno” y angellein “mensaje” derivada de la palabra ángel o mensajero; Evangelio significa “Buenas Noticias”, “Buen Mensaje”, esta frase es a veces es traducido del inglés “Good News” como “Buenas Nuevas”.
 
Dependiendo de la versión o traducción de la Biblia, el mensaje de Cristo es llamado también; el Ministerio, o Misión de Jesús en la Tierra, etc., lo que es o significa exactamente lo mismo: proclamar el Reino de Dios.
“Pero él les dijo: —Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado.”
NT Lucas 4:43
El Evangelio (Voluntad de Dios) es simplemente uno
Aunque sabemos que Cristo hace dos milenios, dio su vida para liberarnos de nuestros pecados  y así hacer posible nuestra salvación, (NT Juan 3:16), siempre y cuando estemos dispuestos a cambiar, nos arrepintamos de nuestros errores, (NT Mateo 3:2), nos bautizamos, (NT Marcos 16:16), y vivamos cumpliendo sus Mandamientos, (NT Mateo 22:34-40; Juan 14:21).
                                                                   
 
Jesús Decía: “El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepentíos y creed en el evangelio!”
NT Marcos 1:15  
Con todo y lo simple que es el Mensaje de Jesús, aun así, muchos cristianos desconocemos cual es exactamente el Evangelio que Cristo nos trajo o lo que realmente es la voluntad de Dios.
 
Cuando Jesús dice “arrepiéntanse”, no sólo se refiere a sentir remordimiento por haber hecho algo malo; sino a tener un cambio permanente en nuestra conducta con Dios y nuestro prójimo (cada persona en el mundo, sin condiciones), este  cambio es el que poco a poco nos llevará a eliminar nuestros malos hábitos, y así ser personas nuevas, dignos del Reino de Dios. NT Marcos 10:15
 
 No es una doctrina o el nombre de una denominación religiosa la que te hará salvo  
 
 
Lamentablemente, el Evangelio de Jesús se ha degenerado en una batalla de numerosas denominaciones e interpretaciones bíblicas  y doctrinas, que al final sólo logran dividir y enemistar aún más al cristianismo insultándose uno con el otro de mundano, falso, inmundo y aún otros más llamando a su prójimo “maldito” sencillamente por no seguir u obedecer doctrinas de hombres.
Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí; 40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.
NT Juan 5:39-42
Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.”
NT Mateo 15:9
Dios en ninguna parte declara que salvará  a NADIE de acuerdo a que denominación religiosa o grupo pertenece o qué doctrina sigue, sino solamente al que observa sus mandamientos. NT Juan 14:15
 
 Jesús le dijo: —“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente y Amarás a tu prójimo como a ti mismo, de estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.”
NT Mateo 22:34-40
Jesús le dijo: —“el que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.”
NT Juan 14:21
Esta es la absoluta verdad: La voluntad de Dios y Su Hijo Cristo.
 
 
Finalmente: NO importa a que doctrina, iglesia o grupo religiosos cristiano  perteneces, solo seremos salvoscumplimos con los mandamientos de Cristo, los cuales predicó sin cesar, durante Su Ministerio, y es la base de cada una de sus enseñanzas y parábolas.  NT Mateo 22:34-40
 
No tengan deudas con nadie, aparte de la deuda de amor que tienen unos con otros; pues el que ama a su prójimo ya ha cumplido todo lo que la ley ordena.
NT Romanos 13:8
NOTA: No es nuestra intención desmentir, contradecir o rechazar a alguna denominación cristiana o persona, sino simplemente recordarle al creyente que Cristo vino a predicar un solo Evangelio: Amar a Dios y al prójimo; Nada más. NT Mateo 22:34-40
De ninguna forma Dios el Padre, Cristo o la Biblia requieren que sus seguidores cumplan con otras cosas; así lo declara Cristo. NT Juan 21:14

 

Referencia: Extraído del libro “Creencias Innecesarias del Cristianismo Moderno

— * —